Qué ver en Bombay

Puerta de la India, en Bombay

A principios de los años ochenta, una canción elevó la ciudad de Bombay o Mumbay —capital del estado de Maharashtra, situado en el centro-oeste de la India— a la categoría un destino turístico de ensueño.

No obstante, si bien es cierto que esta descomunal urbe no figura entre los lugares más visitados del subcontinente asiático, tanto su trazado urbano como sus inmediaciones despliegan un interesante catálogo de alicientes que no defraudarán en absoluto al viajero.

Uno de ellos es su posición de liderazgo financiero y comercial, lo que la convierte en el principal centro de negocios del país. Asimismo, la inacabable Bombay —cuya área metropolitana alberga a más de 20 millones de habitantes, siendo una de las pobladas del mundo— también da cabida a uno de los puertos más importantes del mar Arábigo.

Aunque en un pasado reciente la ciudad alcanzó un gran desarrollo de la mano de la industria algodonera y textil, su actual condición de “business center” ha relegado estas actividades a un segundo plano. Ni siquiera los terribles atentados acaecidos a finales del 2008 han podido poner freno a su innegable dinamismo.

Desde el punto de vista arquitectónico, el principal icono de la ciudad es sin duda la denomina Puerta de la India. Este monumento, cuya apariencia se asemeja a un arco de triunfo, fue erigido en 1924 para conmemorar la visita del rey Jorge V de Inglaterra. Muy cerca de allí, se alza el ostentoso Taj Mahal Hotel, un soberbio edificio construido a comienzos del siglo XX que ha tenido como huéspedes a personalidades como Mick Jagger, Jacques Chirac o Eduardo de Inglaterra.

Otro lugar que no debe dejar de descubrirse es el barrio del Fuerte, que acoge el corazón financiero de la ciudad, así como la estación de tren de Chhatrapati Shivaji y las grutas esculpidas de la isla de Elephanta. De hecho, estos dos últimos enclaves forman parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad (ambos obtuvieron esta distinción a manos de la UNESCO en el 2004 y 1987, respectivamente).

A su vez, aquellos que quieran viajar a Bombay con niños deben tener presente que la ciudad cuenta con una generosa oferta de atracciones y actividades pensadas para disfrutar en familia.

En cualquier caso, quienes opten por unas vacaciones en contacto con la naturaleza tienen a su alcance dos rincones imborrables: por un lado, a tan sólo 90 minutos en coche, el magnífico Parque Nacional de Sanjay Gandhi, y por otro, la estación de montaña de Matheran. Este magnífico lugar, al que se puede acceder fácilmente en tren, constituye una excelente opción para gozar de maravillosos paisajes y saborear una atmósfera en la que la calma y el sosiego constituyen la tónica dominante.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Bombay


Deja tu comentario