Qué ver en Calcuta

Bienvenidos a la capital del Estado de Bengala Occidental: la cautivadora Calcuta. O lo que es lo mismo: una de las mayores áreas metropolitanas del subcontinente asiático (en la actualidad, se estima que cuenta con más de 15 millones de habitantes) y su principal centro portuario.

Circunscrita fundamentalmente a la industria y la actividad comercial, esta urbe constituye un polo imprescindible para el impulso y el desarrollo económico del extremo nororiental de la India. Otro tanto ocurre con la vida cultural y académica del segundo país más poblado del mundo, que tiene en Calcuta uno de sus principales referentes; no en balde, allí se halla la sede de un buen número de prestigiosas universidades.

Un bullicioso epicentro que también destaca por su cosmopolitismo, y en el que conviven sin fricciones diversas lenguas, como el hindi (oficial en todo el territorio indio), el bengalí, el urdu y, por supuesto el inglés. No obstante, éste no es el único vestigio del período de ocupación británica: paseando por sus calles, el turista pronto descubrirá las generosas e interesantes muestras de arquitectura colonial existentes.

Asimismo, la oferta de ocio y posibilidades es ingente —de hecho, se recomienda encarecidamente ir de compras por Calcuta—, aunque no hay que perder de vista que se trata de una ciudad de contrastes, donde los barrios más depauperados —en los que llevó a cabo su misión la madre Teresa de Calcuta— comparten callejero con las más opulentas zonas residenciales.

En las líneas que siguen, se indican muy brevemente los principales atractivos turísticos de Calcuta:

Catedral de San Pablo

Construida entre 1839 y 1847 en estilo neogótico, se trata de la primera catedral erigida por la Iglesia anglicana en la India durante la colonización británica. El edificio fue víctima de numerosos terremotos, aunque ninguno tan grave como el acaecido en 1934, que obligó a rehacer el templo. Además de su estilizada fachada, rematada con pináculos,  no hay que perderse el interior de la seo, cuyos muros descuellan por sus bellísimas vidrieras de colores y dos frescos inspirados en el Renacimiento italiano. A su vez, la catedral también da cabida a las sepulturas del ingeniero inglés Arthur William Garnett (1829-1861) y del primer obispo de Calculta, Thomas Fanshawe Middleton (1814-1822).

Museo Nehru de los Niños

Situado en el número 94/1 de la calle de J. L. Nehru e inaugurado en 1972 por la Fundación Pandit Jawaharlal Neruh, se trata de una institución que trata de acercar la divulgación científica y la etnología al público familiar. El museo se articula en torno a cuatro salas, que ofrecen exposiciones dedicadas tanto a la cultura india como a la occidental, y en la que destaca una notable colección de muñecas y juguetes de diversos países.

Palacio de Gobierno de Raj Bhavan

Erigido entre 1799 y 1803, este soberbio palacio rodeado de jardines está considerado como uno de los mayores símbolos del poder imperial británico. Dotado de un imponente cuerpo central, espaciosos corredores curvos y una altura de tres pisos, se construyó utilizando ladrillos de yeso encalados. Del mismo modo, está circundado de jardines, mientras que su extremo sur consta de numerosas terrazas.

Puente de Rabindra Setu

A pesar de que su construcción fue aprobada en 1871, hubo que esperar hasta 1906 para verlo inaugurado, junto con la estación ferroviaria. No obstante, este puente colgante fue reconstruido totalmente en 1992, momento en el que también recibió su denominación actual. En los trabajos de mejora, se emplearon hormigón de acero de alta resistencia.  Hoy, sus dos torres principales presentan una altura de 280 m, y brindan unas vistas realmente espectaculares durante la noche.

Puerto de Calcuta

Ni los bombardeos japoneses que tuvieron lugar durante la Segunda Guerra Mundial han restado un ápice de relevancia a sus instalaciones; emplazado en la orilla izquierda del río Hooghly y creado en 1870, es el centro portuario es más importante del país. En la actualidad, dispone de dos terminales: una en la propia Calcuta y otra en Haldia, destinada al comercio por vía marítima. Del mismo modo, cuenta con el mayor dique seque de la India.

Templo de Kalighat

Con una antigüedad de 350 años, es el principal recinto sagrado de la ciudad y un importante centro de peregrinación. Dedicado a la diosa Kali, suele acoger numerosos sacrificios de animales en honor a esta divinidad hindú. Para entrar, hay que dar una pequeña propina al sacerdote que custodia la entrada al templo. El horario de visita es de las 05.00 h a las 15.00 h y de las 17.00 h a las 22.00 h, aproximadamente.

Victoria Memorial Hall

Sin duda, la majestuosa cúpula del palacio en cuestión constituye una de las imágenes más representativas de la ciudad. La construcción de este fascinante complejo fue ordenada por el virrey lord Cuzon, quien quiso rendir así homenaje a la recientemente fallecida Victoria de Inglaterra. Sin embargo, la primera piedra del edificio fue colocada en 1906 por el futuro rey Jorge V de Inglaterra, a la sazón príncipe de Gales. La inauguración se demoraría 15 años más, ya que no abriría sus puertas al público hasta 1921. Sus instalaciones acogen el Museo de Historia de la India —poseedor de una notable colección escultórica—, así como sugerentes jardines.

El rosario de alicientes de Calcuta se completa con estos otros reclamos:

  • Casa de Teresa de Calcuta
  • Casa natal de Rabindranath Tagore
  • Cementerios coloniales
  • Eden Garden
  • Edificio de los Escritores
  • Fuerte de William
  • Jardín Botánico
  • Mezquita de Nakhoda
  • Museo de la India
  • Museo Rabindra Bharti
  • New Market
  • Palacio de Mármol
  • Saheed Minar
  • Templo de Belur Math
  • Templo de Dakshineswar
  • Zoo de Calcuta

Finalmente, en las inmediaciones de Calcuta, vale la pena acercarse hasta la reserva de tigres de Sundarbans, un magnífico Parque Nacional que en 1987 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y que da cabida a una de las principales colonias de tigres de Bengala. El acceso principal al recinto se halla en Sajnekhali, siendo los meses que van de octubre a marzo los más aconsejables para efectuar la visita.

Otro destino recomendado cercano a Calcuta son las proximidades del ya citado río Hooghly, que debe su nombre al primer asentamiento europeo en la zona. Así, a tan sólo 25 km de la ciudad, la población de Serampore constituye un excelente pretexto para disfrutar de hermosos paisajes fluviales, pero también para conocer un poco mejor el rico pasado colonial de Bengala.

Más información:

Foto vía: Blog InfoViajero

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Calcuta


Deja tu comentario