El fuerte de San Jorge, en Chennai

Fuerte de San Jorge en Chennai

El post de hoy continúa recorriendo los rincones más seductores del estado de Tamil Nadu y, en concreto, los de su siempre aconsejable capital:  Chennai (o Madrás, como se la conoció hasta los años noventa del siglo pasado). Si en otras ocasiones el protagonismo había recaído en alguna construcción religiosa notable —como la iglesia de Santa María—, es el momento de centrarse en un ejemplo de arquitectura civil que tiene su origen en la época colonial: el fuerte de San Jorge.

En aquella etapa, Chennai daba cabida a uno de los puertos más importantes del continente asiático. Aunque la industrialización parece haber borrado su antigua atmósfera señorial, aún quedan vestigios de esta época dorada, como el que centra la atención de estas líneas.

De hecho, esta fortaleza es el núcleo de la que llegaría a ser una de las principales urbes del país. Éste se erige en la desembocadura del río Kuvam, al sur de la bahía artificial que conforma el puerto. Fundado en 1639, está considerado como la primera posesión de la East India Company en la India. Los trabajos de construcción corrieron a cargo de Francis Day, un funcionario de la Compañía que arrendó un solar al rajá de Chandragiri.

El fuerte de San Jorge (nótese que su denominación rinde homenaje al patrón de Inglaterra) estaba protegido por una muralla almenada y un foso. Pese a todo, fue objeto del feroz asedio de los ejércitos franceses, tanto por vía marítima como terrestre. De ahí que tuviera que ser reforzado y rehecho en más de una ocasión.

En la actualidad, el fuerte es sede de la asamblea legislativa y del secretariado del gobierno de Tamil Nadu. En cualquier caso, en el pasado también dio cobijo a algunas personalidades importantes del período colonial, como Robert Clive o Richard Wisley.

Por otro lado, el Exchange Building (antigua sede de la Bolsa), acoge hoy el Museo del Fuerte, que puede visitarse de las 10.00 h a las 17.00 h.

Foto vía: ChennaiBest

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Chennai


Deja tu comentario