El sistema de castas de la India

Barrendera (castas)

El sistema de castas de la India funciona nada más y nada menos que desde hace 3.000 años. Tiempo suficiente para considerarse como una “tradición” arraigada, que a pesar de contar con detractores que han intentado suprimirla en alguna ocasión, se mantiene vigente en nuestros días.

Las castas, propiamente dichas, serían cada una de las cuatro clases sociales preestablecidas por el hinduismo. Una forma de dividir la sociedad.

las mismas se basarían en la creencia de que los hombres fueron creados de diferentes partes del cuerpo del dios Brahma. Así pues, dependiendo de la parte de la anatomía divina de donde venga, una casta tiene más o menos importancia, o lo que es lo mismo, más o menos poder.

El origen del sistema de castas no se tiene del todo claro. Muchos opinan que los brahmanes (casta superior) eran los que poseían mayor poder en el momento del origen de esta creencia. Querían mantener por tanto su influencia por encima de todos los demás, razón más que suficiente para inventarse una teoría divina que evidenciara la creación de las clases sociales a manos de su dios. Algo que había que aceptar con resignación. Una forma bastante efectiva de que las clases bajas no se sublevaran.

Este sistema, o división social, entraría con gran fuerza en la sociedad hindú de aquellos días. Tal sería su repercusión, que las castas serían heredadas de padres a hijos, por tanto, se complicaba la opción de intentar ascender.

Por un lado tendríamos a los Brahmanaes, que son los sacerdotes. Estos nacerían de la boca de Brahma, condición que les otorgaba la función de hablar y predicar.

A la casta de los Chatrias pertenecería la clase política militar. Estos saldrían directamente de los brazos de su dios. Por tanto, serían las personas asociadas a la fuerza.

Los Vaishyas, serían los comerciantes, artesanos y ganaderos. Nacidos directamente de la cadera de Brahma. Serían los encargados del comercio de las ciudades.

Por último, tendríamos a los Sudras. Estos nacerían de los pies de Brahma, y su finalidad en la vida no sería otra que trabajar como esclavos o sirvientes.

Fuera de esta división encontraríamos a los intocables, llamados dalits, parias o mlechas. Esta clase es tan baja que estarían fuera de la clasificación. Están situados directamente fuera del cuerpo de Brahma, y son relegados a realizar trabajos sin importancia, llegando incluso a impedir que puedan beber de las mismas fuentes de las que beben el resto de castas.

Estas cuatro castas iniciales, a lo largo de los siglos, fueron derivando en subcastas. Así, no tendría la misma importancia un barbero que el barbero del rey.

Aunque como hemos comentado, en vida es muy difícil cambiar de casta. Lo cierto es que es posible aspirar a una casta superior mediante la reencarnación. El karma irá acumulando experiencias positivas durante tu vida, posteriormente, tras tu muerte, se barajará la opción de hacerte ascender.

Foto vía:  viajes-around-the-world

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Fiestas y Tradiciones Hindues


Deja tu comentario