Rávana, el rey de los demonios rakshasas

ravana1

En la mitología hindú Rávana es el rey de los demonios rakshasas. Un ser horrible que normalmente se muestra, en las representaciones, con diez cabezas (simbolizando su gran conocimiento) o diez pares de brazos (simbolizando su gran fuerza).

Cuentan que su abuelo, el padre de la princesa Asura Kaikasí, quería que su hija se casara con el ser humano más poderoso del planeta, para poder tener así un heredero excepcional. El problema es que rechazó a todos los reyes del mundo, por considerar que su podre era pobre. Finalmente, escogería al más sabio de todos los sabios, Visraya.

Éste anunció al rey que accedía al matrimonio con su hija. No obstante, le advertía que de la unión con ella nacería un auténtico ser maligno. Aun así, tanto el rey como su hija aceptaron. Así, nacería un ser mitad asura y mitad brahmán. Los asuras eran dioses corruptos, ambiciosos, malvados y demoníacos. Por otro lado, los brahmanes eran sabios y santos. Sin lugar a dudas una mezcla un tanto rara.

Así crecería este ser, lleno de ira y maldad, como podía ver su propio padre, pero también con una capacidad intelectual superior a la del resto. Algo que le daría facilidad para dominar los sagrados libros Vedás, así como las artes marciales de los guerreros.

Su poder sería enorme, llegando incluso a conseguir que Shiva le otorgara más gracias a una penitencia que duraría más de mil años. Ravana pediría al mismo Shivá, tras dicha penitencia, que lo bendijera con la invulnerabilidad e invencibilidad contra dioses, seres celestiales, demonios, serpientes y bestias salvajes.

Sería precisamente este poder el que le dio el trono de Lanka (actual Sri Lanka), al destronar personalmente a su hermano Kúbera, y posteriormente el de los tres mundos; y es que, al comienzo del texto Ramaiana se le presenta como el gobernante de todas las razas mortales y divinas, con tanto poder que podía ordenar al sol salir o ponerse.

Su última actuación sería el secuestro de Sita, la esposa de Rama. Este rapto provocaría el enojo de Rama, el cual, finalmente, terminaría con la vida de este demonio

Foto vía: datuopinion

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Mitologia de la India


Deja tu comentario