Ruta por el norte de la India

Fatehpur-Sikri

Escoger un viaje por el norte de la India puede ser una de las experiencias más interesantes en este gran país; y es que en el norte de la India, encontramos un sinfín de ciudades, monumentos, historia y tradiciones que configurarán un viaje único e increíble.

En una ruta por esta parte de la India, existen algunas ciudades y puntos completamente imprescindibles. Localizaciones que suelen ser las más demandadas a la hora de hacer un viaje por este país.

Evidentemente nuestro inicio debería ser Delhi. Quizá por las rutas, mucho más accesible en avión que otros puntos de la India. Además, también cuenta con infinidad de visitas interesantes como Jamma Masjid, la mezquita más grande de la India; el Raj Ghat, el lugar en el que el mismísimo Ghandi fue incinerado; o la imponente Puerta de la India.

A 4 horas de Delhi encontramos otra de las ciudades más interesantes del norte del país, Jaipur, o como es más conocida “Ciudad Rosa”. Aquí, entre otros, podremos observar el emblemático Palacio de los Vientos, visita imprescindible que nos asombrará. No obstante, no será la única, pues también debemos acercarnos al Palacio del Maharajá y a sus museos, o los instrumentos del Observatorio de Jai Singh.

A 3 horas de Jaipur encontramos una ciudad paralizada en el tiempo, Fatehpur Sikri. Esta fue la última ciudad construida por Akbar. Encontramos edificios como el Diwan i Aam; El Panch Mahal, donde las reinas de Akbar se reunían para jugar al “parchis”; o la gran mezquita Jami Masjid.

A menos de una hora encontramos la gran ciudad de Agra, ciudad que alternaba con Delhi la capitalidad del Imperio Mogol. Es aquí donde podremos visitar el Fuerte Rojo y sus palacios de mármol, que descansan a orillas del río Yamuna. Además, aquí también tendremos la oportunidad de visitar uno de los lugares más importantes de la India, el famoso Taj Mahal.

A 5 horas encontraremos Orchha, una antigua capital llena de hermosísimos palacios y templos que fueron construidos por los gobernadores de Bundela, allá en los siglos XVI y XVIII. Imprescindible la visita al Palacio de Raj Mahal así como al Templo de Lakshminarayan.

Khajuraho está a poco más de 3 horas, pero realmente merece la pena observar algunos de los templos más bonitos de toda la India. Fueron construidos entre los siglos X y XI por los reyes Chandela, y cuentan con bajorrelieves y esculturas eróticas que no nos dejarán indiferentes.

Finalmente hay que destacar la ciudad e Benarés, una de las ciudades más sagradas de la India. En esta hermosa ciudad también encontramos lugares que no debemos perdernos por nada del mundo, como el Templo dorado dedicado a Shivá, construido en el año 1776; o la Mezquita de Gyanvapi, construida en el siglo XVIII.

Foto vía:  historicaltimeofindia

Imprimir

Categorias: Rutas turísticas


Deja tu comentario