Kothandaramaswamy, el templo que se salvó del gran ciclón

Kothandaramaswamy-Temple-Rameswaram

Si viajamos a la isla de Rameswaram encontraremos un sinfín de templos interesantes como el fantástico y único templo de Ranganathaswamy. No obstante, aunque todas las miradas de los turistas ansían encontrarse con este curioso templo, en la isla existen muchos otros lugares interesantes que no debemos perdernos. Por ejemplo Dhanushkodi, donde encontramos el Templo Kothandaramaswamy.

Dhanushkodi es pueblo situado en el extremo sur de esta preciosa isla, en la costa oriental del Tamil Nadu. La particularidad de este lugar y la importancia de su templo residen en que es la única estructura histórica que logró sobrevivir al ciclón que arrasó este núcleo urbano en 1964.

Lo cierto es que históricamente, la isla entera ha sufrido numerosos ciclones de gran intensidad, pero el que asoló esta parte de la misma en 1964 fue especialmente devastador. Así, el templo Kothandaramaswamy se presenta como un superviviente histórico que sin duda merece la pena ser visitado; y es que tras este episodio más de 1.800 personas murieron. Todas las viviendas, así como otras estructuras importantes de la ciudad, fueron completamente arrasadas.  A partir de ese momento, el Gobierno declaró Dhanushkodi como pueblo fantasma y no apto para la vida. En la actualidad, tan sólo unos pocos pescadores viven allí.

En cuanto al templo, podemos decir de él que está dedicado a varios dioses, siendo Rama el principal y estando acompañado de Lakshmana, Sita, Hanuman y Vibhishana. Su ubicación o podría ser más espectacular, pues se encuentra rodeado por el mar y situado en un pequeño islote al que se puede acceder sin problema alguno.  Es más, si partimos desde Rameswaram tan sólo estaremos a unos 10 km, unos 14 minutos aproximadamente. Podemos buscar algún tipo de transporte local para intentar llegar hasta allí o concertar una excursión con alguna agencia local.

Este templo fue construido hace unos 500-1000 años. Su nombre viene dado a que la deidad principal, Rama, se presenta con un arco, de ahí Kothandaramaswamy. Lo cierto es que el templo en sí no es muy espectacular, a excepción de las imágenes que podemos ver en la parte superior de su fachada. No obstante, su historia y su supervivencia son motivos má que suficientes para acercarnos aquí y observar el templo que se escapó del gran ciclón.

Foto vía:  rameswaram-island.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rameswaram


Deja tu comentario