Chutney, tradicional condimento de la India

En la India, los sabores agridulces son muy comunes y sumamente valorados. El Chutney es una buena prueba de ello. Se trata de un nombre genérico para definir a las conservas que se utilizan como condimento para acompañar carnes rojas, de ave y paté. Se elaboran de diferentes frutas, algunas de ellas exóticas y otras más habituales, y las hay también de legumbres.

En la India es común elaborar el propio Chutney, aunque existen varias empresas que se dedican a producirlo industrialmente. Su nombre parece tener orígenes en la voz indostaní “chatni”, que significa “especias fuertes”. Los ingleses deformaron esta palabra y construyeron la suya propia, para nombrar a aquella delicia gastronómica que descubrieron durante su dominación colonial.

Mango, piña, coco, chirimoyas, papaya, tomate, berenjenas, cebolla, uvas, cerezas, grosellas, moras, lentejas y muchísimos ingredientes más pueden protagonizar estas maravillas de la cocina india. A continuación, una sencilla receta para elaborar un Chutney mediante la combinación de varios de ellos.

CHUTNEY DE FRUTAS

Ingredientes (para 9 frascos aprox.)

  • 2 kg. de manzanas
  • 1 kg. de peras
  • 1 ½ kg. de tomates maduros
  • 2 kg. de azúcar (es aconsejable que al menos la mitad sea morena)
  • 500 gr. de uvas pasas
  • 1 lt. de vinagre de vino
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • 2 cucharadas de sal

Dificultad: sencillo.

Elaboración

  • Añadir el vinagre, el azúcar, la sal y todas las especias en una cazuela grande.
  • Llevar a fuego moderado hasta que se disuelva la preparación.
  • Pelar y cortar la fruta en dados.
  • Añadir la fruta a la cazuela y dejar que hierva.
  • Cocer a fuego lento durante dos horas, cuidando de que no se pegue. Se recomienda revolver con una cuchara de madera.
  • Cuando la mezcla haya adquirido una consistencia espesa, retirar del fuego.
  • Distribuir el Chutney en frascos de vidrio mientras se mantiene caliente, cerrarlos con firmeza y colocarlos boca abajo hasta que se hayan enfriado.

Nota: si los frascos no se abren con facilidad, pueden guardarse hasta períodos de un año. Caso contrario, será conveniente consumirlos sin mucha demora, pero siempre después del mes de elaboración.

Foto Vía: Don Lucho

Imprimir

Categorias: Gastronomia india


Deja tu comentario