Leh Ladakh, la tierra de los monasterios

Monasterio en Ladakh

El monasterio de Hemis

A 9000 metros de altura, Leh Ladakh es una región soñada de la India. Su paisaje se compone de montañas, valles, lagos y monasterios budistas, todo ello enmarcado en una atmósfera de paz y las cuatro sierras principales de la región: el Himalaya, Zanskar, Ladakh y Karakoram.

En invierno, las cumbres nevadas y los glaciares más grandes que pueden encontrarse fuera de los polos son parte de las atracciones naturales del lugar. Los antiguos budistas que vivieron en estas tierras las bautizaron de muchas maneras: el pequeño Tibet y la última Shangrilá son probablemente los dos apodos más significativos.

Entre los numerosos monasterios de Leh Ladakh, Hemis es una visita imperdible. Fue construido en 1630 y es el más grande de toda la región. Cada año, un festival conmemora el aniversario del nacimiento de Guru Padmasambhava. Durante dos días en junio o julio, el patio del monasterio se llena de música y color, mientras los grupos de danzas brindan un espectáculo excepcional.

Otro destacable monumento es el monasterio de Likir, también conocido como Klu-Kkhjil, que significa “espíritus del agua”. Fue fundado en el siglo XI d.C., y contiene imágenes de arcilla de Buda y varios manuscritos antiguos.

Por último, de los muchos que ocupan la región de Ladakh, vamos a mencionar al monasterio de la Cueva, un pequeño pero antiguo edificio decorado con bellísimos frescos. Fue excavado en una roca de granito marrón, lo que da la impresión de que estuviera suspendido en el aire. Incluso entre los lugareños, su arquitectura provoca sorpresa y encanto.

Para los amantes del deporte, Ladakh es un destino soñado de la India. Montañismo, trekking, bicicleta de montaña y los paisajes más bellos son la propuesta que pueden aprovechar en distintas épocas del año. Los safaris en jeep por la parte desértica de la región son también muy codiciados y aprovechados por el turismo.

Foto Vía: Foto Aleph

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Ladakh


Deja tu comentario