Uttaranchal, tierra de religión y deportes

Cataratas Kempty

Las Cataratas Kempty

Uttaranchal-el Devbhumi es la voz hindú para “la tierra de los dioses”. Con un nombre como ese, poco queda para decir de las maravillas de sus paisajes y de la dimensión sagrada de esta localidad. Junto a su belleza y espiritualidad, los deportes de montaña y las estaciones invernales son otras importantes atracciones del lugar.

Ubicada en la serena majestuosidad del Himalaya, Uttaranchal es el punto de confluencia de turistas, peregrinos y deportistas por igual, que llegan para disfrutar del encanto y la aventura que les depara la región. Considerado uno de los destinos más atractivos para el deporte aventura en India e incluso en el mundo, no es de extrañar que millones de personas visiten este sitio cada año.

Mussorie es la principal estación de esquí. Se la conoce como la Reina de las Montañas, y se encuentra a unos 2003 metros de altura, en las colinas Garhwal. Aun en verano, el lugar es muy visitado por quienes desean alejarse de las altas temperaturas de los valles que la rodean. Se encuentra en las cercanías de algunos de los sitios de peregrinaje más importantes de la religión hindú.

Destaca entre muchos otros que componen el grupo el Templo de Jwalaji, unos 9 kilómetros al oeste de Mussoorie. Está ubicado en la colina Benog, a más de 2100 metros de altura. En su interior reside un icono de Mata Durga, una de las facetas que adopta Devi, la diosa primordial del hinduísmo.

En derredor del templo, el paisaje es encantador. Compuesto de frondosos bosques, permite obtener vistas sorprendentes de los picos del Himalaya y de los valles Doon y Yamuna, que se extienden a sus pies.

A 15 kilómetros de Mussoorie también se encuentra las Cataratas Kempty, a una altura de 1372 metros. Se la conoce como una de las más hermosas caídas de agua del mundo. Su recorrido culmina en un tranquilo estanque, ideal para que grandes y chicos tomen un refrescante baño.

Foto Vía: Travel Webshots

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Uttaranchal


Deja tu comentario