- Sobre India - https://sobreindia.com -

Remansos de Kerala con paisajes únicos en India

Los remansos de Kerala son una red de 1500 kilómetros de canales, algunos hechos por el hombre y otros naturales; 38 ríos y cinco lagos grandes que se extienden de un lado de estado hasta el otro. Estos remansos pueden ser explorados alquilando un bote ya sea por uno o por varios días. Usualmente, si se alquila por más de un día, la embarcación viene con un conductor y un cocinero, lo que le agrega muchas cosas buenas a esta gran experiencia.

En varios lugares de India se pueden encontrar resorts y playas que quitan la respiración, sin embargo, los remansos de Kerala son realmente únicos en el país y son una increíble red de lagunas, lagos, canales, deltas y estuarios de diferentes ríos que van a dar al Mar Arábico.

La parte más hermosa y accesible de los remansos es en el Distrito de Ernakulam, en donde está el puerto de Cochin. Allí la costa tiene varias islas que están conectadas mediante ferries y puentes, que llegan a adornar maravillosamente el remanso y parte del Mar Arábico.

Estas islas rompen las olas del mar, haciendo así que las aguas del remanso sean más calmadas y navegables. Entre ellas, la Isla Wellingdon se destaca y merece una mención especial por ser el hogar del Puerto de Cochin y tener la presencia naval más grande de India: El Comando Naval Sur.

Antes de que los camiones y otros vehículos de transporte de carga se hicieran comunes, en esta parte de Kerala se utilizaban los Kettuvalloms que podían llevar hasta 30 toneladas y están hechos con placas de madera unidas por cuerdas de coco. Estos Kettuvalloms hoy en día se utilizan para llevar botes y tienen camas, baños, bares y cocinas; y pueden llevar a los visitantes en tours por toda la zona.

Se recomienda visitar todos los remansos que atraviesan la mayoría de distritos del estado de Kerala, como Alappuzha, Kottayam, Ernakulam y Thiruvananthapuram, todos con unas vistas espectaculares y que rara vez se pueden ver en algún otro lugar.

Para dormir, muchos turistas escogen quedarse en botes adaptados para ello, pero allí también se pueden encontrar varios resorts y alojamientos más baratos. La mayoría de ellos son casas antiguas que han sido renovadas en donde las personas se pueden quedar con la familia dueña y experimentar así la cocina y la cultura locales.

Foto 2 Vía: Wandering