New Lucky Restaurant, cenar en un cementerio

New Lucky Restaurant

En la India, la muerte siempre ha sido contemplada como parte de la vida, pero en el último tiempo, ha sido incluida también en el ritual de la comida. El New Lucky Restaurant se ha hecho mundialmente conocido, no solo por su excelente cocina, sino por las lápidas entre sus mesas.

El New Lucky Restaurant, situado en Ahmedabad, es un espacio donde hombres mayores hojean entre periódicos y discuten sobre política, a lado de jóvenes parejas que celebran su amor bajo la luz tenue y romántica de las velas. Lo sorprendente, es que jóvenes y viejos, parecen haberse acostumbrado o pasar por alto un detalle: las tumbas y lápidas que decoran el lugar.

Krishnan Kutti Nair, hindú de nacimiento, ha ayudado a manejar este establecimiento por cerca de 40 años. Cuenta que el restaurante fue construido sobre un antiguo cementerio musulmán, aunque actualmente no se sabe ya a quién pertenecen las tumbas, sobre las cuales comen los clientes, a quienes lejos de incomodar, parece gustar la macabra idea. Nair coincide con muchos, cuando dice que su negocio funciona bien, sobre todo y gracias a las lápidas que contiene.

Las lápidas han sido pintadas todas de verde y el encargado del establecimiento, las decora todos los días, con una flor seca, sobre cada una de ellas. Las lápidas están dispersas arbitrariamente a lo largo de todo el local. Por ello, es necesario que los camareros conozcan la zona como las palmas de sus manos, así desarrollan las mejores rutas para atender a sus clientes, sin tropezar con los pequeños monumentos. En las cuatro décadas que lleva funcionando el restaurante, ya todos se han acostumbrado, y no encuentran nada extravagante en él.

El restaurante data del año 1950, antes de que el terrible tránsito de la India, pudiera interrumpir la tranquilidad y el silencia de aquellos que descansan en paz. El dueño original del local fue K.H. Mohammed, quien comenzó su negocio como una pequeña tienda de té en las afueras del cementerio. Más adelante, se le unió Nair, quien más adelante se convirtió en su socio. Ya que el negocio tuvo éxito, este comenzó a expandirse, tomando parte del cementerio en su crecimiento. Aunque Mohammed murió en el año 1996, el negocio sigue funcionando y posee aún su gran acogida.

Definitivamente un lugar en el que a la mayoría nos parecería extraño sentarnos a comer, aunque la experiencia puede ser interesante. Ahora ya conoces a uno de los restaurantes más extraños del mundo.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ahmedabad


Deja tu comentario