Viaje en tren a Matheran

Viaje en tren a Matheran

Pocas dudas quedan de que viajar en tren por la India es una de las opciones más recomendables y emocionantes para conocerla a fondo. En parte, por el lujo que caracteriza a sus trenes, pero sobre todo por la belleza de sus paisajes, que permiten a los rieles serpentear entre montañas y valles, brindándonos las vistas más conmovedoras.

Existen varios trenes de lujo para recorrer las diversas regiones de este hermoso país. El Palacio sobre Ruedas, la Odisea de Deccan y el Royal Orient son algunos de los circuitos más conocidos, junto al tren rumbo a Matheran, al que dedicaremos este artículo.

Matheran es un poblado situado en lo alto de las montañas, un resort de altura cerca de Bombay. El encanto de su entorno, y la paz de su interior (en donde casi no circulan autos), lo convierten en el sitio perfecto para descansar. Y qué mejor que llegar hasta él en tren.

El camino que une a Matheran con Neral tiene ya unos 77 años de antigüedad, y es la principal vía de acceso a la estación de montaña. De modo que lo primero es llegar a Neral, que también es accesible por ferrocarril, mediante la vía local.

Los viajes desde Neral hasta Matheran no son una excursión de varios días, como las que suelen ofrecer los trenes de lujo, sino que se trata simplemente de recorrer el trayecto de pocos kilómetros que se para a una ciudad de la otra. En menos de dos horas se llega de un lugar al siguiente.

Pero la belleza de los paisajes que pueden contemplarse en el recorrido hace de éste un viaje privilegiado. El tren circula entre el amanecer y el atardecer, a través de una ruta que zigzaguea entre colinas, dejando hacia el oeste a la colina de Hardal, y luego virando notablemente hacia el este.

Cerca de la estación de Jummapatti comienza el marcado ascenso, y pronto el sentido de desplazamiento cambia nuevamente, hasta alcanzar la inclinada ladera de Bhekra Khud. El paisaje que sigue es el Monte Barry. Desde allí, el próximo pasaje destacable es el “túnel de un beso”, que recibe su nombre porque el lapso de oscuridad que brinda ¡apenas alcanza para eso!

Finalmente, tras unos minutos más de zigzagueo, se llega al Bazaar Matheran, la estación de destino de nuestro viaje.

Foto Vía: Pune Diary

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Bombay


Deja tu comentario