El Golden Chariot, un tren a traves de la India

El Golden Chariot, lujoso tren de Karnataka

Conocer la India en tren es sin dudas una de las mejores maneras de hacerlo. Sus antiguas vías ferroviarias nos llevan de paseo en un viaje en el tiempo, que nos recuerda aquélla época en que el país era una pujante potencia industrial, luego despojada de esa realidad, que hoy es sólo un buen recuerdo.

El estado de Karnataka es especialmente famoso por sus hermosos paisajes naturales y por sus magníficos templos (muchos de ellos incluidos en el Patrimonio de la Humanidad de la Unesco).

Estas son las tierras surcadas por el Golden Chariot, que recorre las ciudades de Bangalore, Mysore, Kabini, Belur, Hampi, Badami y Goa en un itinerario completo e inolvidable. La verde y abundante vegetación de Karnataka rodea los sitios de gran interés histórico y arquitectónico que componen el mosaico de ciudades turísticas atravesado por el Golden Chariot.

El viaje es de un profundo enriquecimiento cultural y espiritual, al acercar a sus pasajeros-huéspedes a las diversas tradiciones que conviven actualmente en la región, que no es sólo historia sino también un vivo y deslumbrante presente.

El Golden Chariot, lujoso tren de Karnataka

El tren cuenta con lujosas cabinas dormitorio, dos comedores y otros vagones destinados a la recreación y el relax. La atmósfera antigua se combina con todas las comodidades del tercer milenio.

Palacios, templos, parques nacionales y santuarios de vida silvestre son algunas de las atracciones que permite conocer el itinerario de este Golden Chariot. Además, centros comerciales modernos y los más deliciosos platillos de gastronomía local son parte de la propuesta.

El viaje de siete días y siete noches inicia en Bangalore, la capital de Karnataka. Desde allí, parte rumbo a Mysore, la ciudad imperial, hogar de numerosos palacios. La segunda parada es Kabini, para visitar el Parque Nacional Nagarhole. Se continúa hacia Hassan, el antiguo sitio de culto, en donde se encuentran los templos de Shravanabelagola, excavados en la roca.

Más adelante se llega a Hampi, que guarda los vestigios del imperio Vijayanagara, del siglo XIV. La arquitectura alcanza todo su protagonismo en Badami, Aihole y Pattadakal, con monumentos datados entre los siglos VI y VIII.

Finalmente, el destino último de este viaje son las doradas playas de Goa, bañadas por el Mar Arábigo, el sitio perfecto para descansar y disfrutar antes del regreso a Bangalore.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Rutas turísticas


Deja tu comentario