La colina del Tigre

Amanecer desde Colina del Tigre, Himalayas, India

Con unos 2.600 metros de altura, la Colina del Tigre es el pico más alto de las inmediaciones. Desde allí, es posible divisar la majestuosidad del monte Everest, que desde luego es muchísimo más elevado, aunque sin restarle mérito.

Se encuentra a unos 12 kilómetros de Darjeeling, y es un destino imperdible para los amantes de la montaña y de la naturaleza. El amanecer desde este lugar es un espectáculo fascinante, famoso de hecho por su particular belleza.

La maravilla de esta escena no está libre de algunos sacrificios de parte de los viajeros: hay que levantarse muy temprano, alcanzar los 2600 metros de la colina, pero una vez allí no hay esfuerzo que no valga la pena.

Los rayos del sol comienzan a despuntar detrás de los picos gemelos de Kangchenjunga, la tercera montaña más alta del mundo (con sus 8586 metros de alto). El color del paisaje empieza a tornarse rosado, pero a medida que el sol sube se transmuta hasta convertirse en una intenso coloración anaranjada.

En los días despejados, las vistas desde la colina incluyen a los ríos Teesta, Mahanady, Balasun y Mechi, a la montaña Chumal Rhi de Tibet y al pueblo de Kurseong.

Cuando hayáis recuperado el aliento tras semejante observación, seguramente te interesará saber que uno de los principales lugares para visitar en la Colina del Tigre es el Santuario Natural Senchel. Se trata de un área con dos lagos artificiales, construidos para suplir de agua al pueblo de Darjeeling.

En ese sitio se puede descansar, pasar el día y organizar un picnic, ya que hay varios lugares pensados para dar la bienvenida al turista agotado de tanta escalada y trekking.

La Colina del Tigre es una de las zonas privilegiadas para las plantaciones de , que en aquellas tierras crece con las características que lo convierten en hojas perfectas para preparar infusiones de altísima calidad.

Foto Vía: Travel Webshots

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Cordillera del Himalaya


Deja tu comentario