Manipur y algunas visitas obligadas

Parque Nacional Keibul Lamjao

Manipur es uno de los estados que componen el conjunto conocido como Las Siete Hermanas. Se denomina así a un grupo de estados que resulta sumamente atractivo para el turismo, en especial para aquellos que van en busca de un contacto cultural y de un enriquecimiento espiritual.

Pero, desde luego, no se puede desdeñar la importancia del paisaje y de la naturaleza. Las montañas del Himalaya son el escenario que enmarca todo paseo por esta región, y las rápidas aguas de los ríos son perfectas para practicar deportes acuáticos. Además, los parques nacionales son privilegiados destinos de la zona.

Manipur, que pese a ser un estado es también conocido como el Valle de Manipur, se encuentra a unos 700 metros de altura. Se trata de un territorio que es hogar de innumerables atracciones. Como decíamos, la cultura es una de ellas. Las danzas, la música, los festivales y las tradiciones de su gente deslumbran a cuantos visitan el lugar.

La capital del estado es Imfal, una ciudad que se encuentra a 7 kilómetros del aeropuerto del estado, también conocido como el Aeropuerto Tulihal. Es el destino perfecto para ir de compras: el Bazar Paona, el Complejo Comercial Gambhir Singh y el Leima Plaza son algunas opciones.

Otro sitio para visitar es el Palacio de Kangla, una antigua construcción en la ciudad que le dio nombre. Originalmente, se encontraba sobre ambas orillas del río Imfal, pero hoy en día permanece en pie sólo la que se ubica sobre el lado occidental. Ésta era la sede de los gobernantes Meitei, una de las poblaciones que habitan en la región.

No podemos dejar de mencionar al magnífico Parque Nacional Keibul Lamjao, a unos 48 kilómetros de Imfal. Allí se pueden observar numerosas especies en peligro de extinción, además de unas 17 especies raras de mamíferos.

Foto Vía: Wetlands of India

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Cordillera del Himalaya, Manipur


Deja tu comentario