Kedarnath, belleza y religion

Templo de Kedarnath

Kedarnath es un sitio muy conocido en la India por ser hogar de un destacado centro de culto dedicado a Shiva. Se encuentra en el estado de Uttaranchal, a 3584 metros sobre el nivel del mar, a orillas del río Mandakini y muy cerca del límite indochino. Se trata de uno de los doce Jyotirlingas, o lugares sagrados de esta deidad.

Además, Kedarnath es un lugar realmente bellísimo, situado en el corazón de una llanura que a su vez está rodeada de altísimas montañas de picos siempre nevados correspondientes a la cadena del Himalaya Garhwal. El templo que se erige en lo alto fue construido en el siglo VIII y en su interior guarda un invaluable tesoro: pinturas murales que representan escenas mitológicas protagonizadas por distintos dioses.

En la entrada principal del templo, destaca una estatua de Nandi de grandísimas proporciones, que fue colocada allí como símbolo de un guardián que protege las puertas de este sagrado lugar.

El templo fue edificado con enormes piedras talladas, una particularidad que dispara las mismas preguntas que se hacen los visitantes de Egipto cuando se detienen frente a las pirámides de Giza: ¿cómo es que, mil años atrás, sin las tecnologías actuales, los hombres se las ingeniaron para mover y elevar piedras de tales dimensiones, y tan pesadas?

En el corazón del recinto destaca una formación rocosa natural, de forma cónica, a la cual se venera por considerársela símbolo del dios Shiva en su encarnación como Sadashiva.

La época más recomendada para visitar este lugar es el verano, por las agradables temperaturas que alcanzan los 20 grados. En invierno, por el contrario, el frío es crudo y los vientos azotan. Los meses entre mayo y octubre se consideran los más apropiados.

Por cierto, las grandes ciudades más cercanas son Rishikesh, a 234 kilómetros, y Dehradun, a 250 kilómetros.

Foto Vía: Oasis Resorts

Imprimir

Categorias: Uttaranchal


Comentarios (1)

  1. ana way dice:

    Gracias por este informe y esa bella foto , sueño con viajar alli ,igual que a Rishikesh y otros divinos lugares de esa zona. Estuve dos veces en India , pero en el sur. Pero tal vez algún día logre pisar ese suelo sagrado nuevamente…

Deja tu comentario