Monumentos de Chettinad, armonia con la Naturaleza

Chettinad

El estado de Tamil Nadu es la tierra de los tamiles: historia milenaria, mezcla de tradición y modernidad, con un impresionante patrimonio arquitectónico en sus monumentos religiosos y templos. Ubicado en el sudeste del país, nos da la bienvenida con los casi 1000 Km. de la costa de Coromandel, a lo largo de la Bahía de Bengala, con sus playas de arenas doradas elegidas por los surfeadores, salpicadas de bosquecitos mientras yates y catamaranes se mecen suavemente en el mar azul.

Aquí, en Tamil Nadu, se encuentra Chettinad, verdadero paraíso turístico que no se debe dejar de visitar. Es un lugar de raro encanto; aquí estaban los Nagarathars, ricos comerciantes que a fines del siglo XIX y principios del XX emigraron al sur de Asia y también a los Estados Unidos; la ciudad conserva sus bellísimas mansiones que parecen palacios, famosas por su riqueza, adornadas con mármoles y madera de teca de de Birmania.

La casa posee un “thinnai” o patio cerrado rodeado por las habitaciones, y las paredes están recubiertas por una mezcla especial realizada con conchilla finamente molida, cal, azúcar morena y especias. Así conseguían mantener frescos los interiores durante los agobiantes veranos hindúes, pero también es una expresión armónica con la naturaleza.  Con techos altos, bien iluminadas y ventiladas, las casas tienen otro patio cerca de la entrada principal decorado con tallas de complejas figuras mitológicas.

El patio interior tiene un profundo significado familiar y también servía como lugar de alojamiento para los viajeros y visitantes; revestido con pilares de granito o madera de teca, era el lugar de encuentro de la familia para los grandes acontecimientos como nacimientos, bodas o muertes.

Párrafo aparte para los templos, construidos por las dinastías Tamil, reflejan las creencias espirituales de sus habitantes. Diseminados por toda la ciudad, cada templo tiene su propio estanque llamado oorani donde crecen lirios de agua, y se utiliza para rituales sagrados; en estos templos en la actualidad se realizan muchas ceremonias y festividades.

Pillaiyarpatti es uno de los más conocidos, y atrae visitantes de toda la India y el extranjero; excavado en una colina, es un ejemplo del arte escultórico de la India.  Posee muchas esculturas, una de las más altas mide seis pies de alto y es del siglo V d.C.  Alberga terracotas y treinta bronces del siglo X; está dedicado a Karpaga Vinayagar, Thiruveswarar y su consorte Sivagami.

Otro templo impresionante es Mathur; alberga urnas funerarias que indican que aquí hubo asentamientos humanos hace más de 1.500 años.D os elefantes que custodian la entrada. Dedicado a Ainootheswarar y su consorte Periyanayaki, el salón principal fue construido en 1949 y tiene capacidad para 500 personas dentro y otras 500 alrededor.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Tamil Nadu


Deja tu comentario