La magia de Rajasthan

Puerta de Jaipur

La magia de Rajasthan está en su herencia cultural, los excitantes Safaris al desierto, la variedad de su fauna y su flora. Se dice que Rajasthan es un museo al aire libre, con sus reliquias tan bien conservadas que deleita hasta al más escéptico de los viajeros.

Para el turista extranjero hay infinidad de opciones que harán de la visita a Rajasthan un viaje inolvidable: safaris a caballo, camello, elefante o aún en jeep, disfrutar el magnífico espectáculo de las dunas, seguir el rastro del tigre o avistar pájaros. Hay para todos los gustos.

El estado de Rajasthan tiene una superficie de 343.000 Km2;  con su capital Jaipur y sus más de 56 millones de habitantes, la cadena de Aravali lo cruza de sudoeste a noreste, dejando así dividido al Estado en un 60% al noroeste y un 40% al sudeste. La tierra es desértica al oeste y noroeste, y mejora gradualmente hacia las más fértiles y habitables al este. En su superficie queda incluido el gran desierto de Thar.

La población es en su mayoría indígena, y está formada por una diversidad de pueblos, dedicados a diferentes menesteres: los Banjara son viajantes de comercio y artesanos; los Bhils, uno de los pueblos más antiguos de la India, son famosos por su habilidad en arquería; los Rabaris, criadores de ganado. Los Kathodi, un pueblo nómada, viven en la región de Mewar.

Los Rajput, orgullosos de su reputación marcial y de sus ancestros, constituyen el sector más influyente en Rajasthan, aunque son una pequeña minoría. Y cabe destacar su gran aporte a la arquitectura de Rajasthan. Han sido ellos quienes legaron al árido paisaje de Aravali algunos de los fuertes y palacios más imponentes y magníficos del mundo.

Rajasthan es también un mosaico de religiones. Los musulmanes forman menos del 10% de la población, y la mayoría de ellos son sunnitas. Hay una comunidad shiíta, pequeña pero próspera.  El hinduísmo es la religión preponderante, practicada mediante el culto a Brahma, Shiva, Shakti, Vishnu y otros dioses y diosas. También es importante el jainismo, practicado por los comerciantes y los sectores más acomodados de la población.

Otra secta religiosa importante es la de los seguidores de Dadu, que vivió en el siglo XVI y predicaba la igualdad de los hombres, el vegetarianismo riguroso, la total abstinencia de bebidas alcohólicas y el celibato de por vida.  En cambio, la población de cristianos y sikhs es pequeña.

Rajasthan posee una amplia tradición en arte y cultura, que refleja el modo de vida de la India. La danza, la música y otras formas del arte han sido cultivadas y patrocinadas por las cortes reales, y paralelamente hay una rica y variada cultura popular. La música es de inocente sencillez. Los cantos que cantan las mujeres se refieren principalmente al agua. Esto se comprende porque en una zona árida como es Rajasthan, el agua tiene una enorme significación. Junto a este tipo de música popular florece la música religiosa dedicada a diversas deidades.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Estado de Rajasthan


Deja tu comentario