Pilak, tesoro de la espiritualidad budista

Relieves en terracota

Aproximadamente a 100 Km. de Agartala, capital del Estado de Tripura, se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos y sitio de peregrinación religiosa más impactantes, aunque aún poco explorado: Pilak, famosa por sus gigantescas esculturas de piedra, tallas y terracotas de los siglos VIII ó IX de nuestra era.

Es una de las más grandes atracciones turísticas de Tripura, y aquí se organiza cada año, en el mes de enero el Festival Pilak, en el precioso marco de un valle verde rodeado de plantaciones de arroz.  Pilak es una ciudad pequeña, que servía como puerta de entrada a los estados más ricos, y es un lugar muy significativo como destino de peregrinación tanto para budistas como hinduístas.

Aquí se pueden encontrar algunas de las esculturas hindúes y budistas más exquisitas de la India; las reliquias encontradas incluyen relieves en terracota, imágenes de piedra de las deidades principales y otros elementos que nos hablan de la existencia de muchos credos y sectas dentro de esas grandes corrientes religiosas, como la colosal imagen de Avollkiteswara y Narasimhan, anteriores al período budista.

Las esculturas se hallan dispersas en un área de 10 Km2 y su estilo es inconfundible, muy diferente a las esculturas Palas o Guptas de Bengala, por su forma, arte y elaboración de las imágenes.  Las tallas y relieves de terracota nos hablan de un pasado cultural glorioso, y la mayoría se encuentra en el Museo de Artes y Artesanías de Tripura.

También podremos ver importantes imágenes de Mahisasur Mardini, imágenes de bronce de Buda y Vishnu, monedas y otros objetos.  Los relieves en terracota se asemejan a otras encontradas en Paharpur y Mainamati.  Las excavaciones comenzaron en la década del 60 del siglo pasado, y revelaron también que esta zona de Tripura se hallaba bajo el dominio de varias dinastías que gobernaron en Bengala Oriental y Samantha en el período antiguo y aquí se encontraban las capitales imperiales, como el antiguo reino de Pattikera tenía su capital en la región de Comilla, muy cerca de Pilak.

Como centro de peregrinación, Pilak se cuenta entre los más pintorescos.  Tiene alrededor de doscientos monasterios budistas, pequeños, hechos de bambú y paja. Además, hay institutos educativos, bibliotecas, escuelas para niños y centros de formación budista.

Es muy fácil llegar a Pilak: se encuentra a 110 Km. de Agartala y su Aeropuerto; la estación de tren más cercana es Kumarghat, a 240 km., y el pueblo más próximo es Santibazar, a 19 Km.  de distancia.  Otra ciudad pequeña, Jolaibari, está a 2 Km.  Se puede llegar por autobús hasta Julaibari y allí se puede abordar un risckshaw.  Si la idea es quedarse, lo mejor será buscar alojamiento en Bagafa, Santibazar o Udaipur, donde encontrarán buenos hoteles.

Foto: DBanik

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Tripura


Deja tu comentario