Dehradun, la serenidad del Himalaya

Dehradun

Dehradun es una de las ciudades más antiguas de la India; actualmente es la capital provisional del nuevo Estado de Uttaranchal o Uttarakhand creado en el año 2000, pero siempre fue un importante centro cultural, religioso y comercial. Además, aquí se encuentran las sedes de los principales organismos nacionales e internacionales del Estado, y algunos de los principales institutos educativos y de formación y se cultivan los mejores tés y arroces de la India como el preciado Basmati.

Su serenidad es un fuerte atractivo para los turistas, que en sus viajes a este rincón del mundo, encuentran el ambiente apropiado para descansar, entregarse a la meditación y descubrir la Naturaleza.

Hay mucho para ver y hacer en Dehradun; de hecho, es muy visitada por el turismo cada año, pues atrae su clima templado y sus templos y bellezas naturales, como el templo Gurudwara, preeminente sitio religioso a 8 Km. de la ciudad, o alguna de las muchas cuevas naturales como la Cueva del Ladrón, un bellísimo lugar rodeado de colinas donde el agua desaparece de pronto para reaparecer a pocos metros convertida en un arroyo.

Si la idea es quedarse, la ciudad tiene muchos lugares de descanso y buenos hoteles para el turismo, calificados como los mejores desde hace muchos años, conocida por sus centros educativos y muy bien comunicada con ciudades importantes, como Delhi, Bombay, Calcutta, o Varanasi por ferrocarril y carreteras.

Templo Tapkeshawar: antiguo lugar de culto dedicado a Shiva y ubicado al borde de un arroyo, su nombre está relacionado con el agua que forma una pequeña caída dentro del templo.

Parque Sahastradhara: llamado «las mil primaveras», se encuentra a 11 Km. de la ciudad, es ideal para un picnic y disfrutar del contacto con la naturaleza, con el río Baldi y unas impresionantes cuevas. Además, hay una caída de agua de 9 metros de alto que deja su huella calcárea en todo lo que toca; la acumulación por siglos de estas sales ha creado una cornisa mientras que la fuerza del agua ha cavado una cueva, de cuyo techo cae una lluvia perpetua. Estas aguas también contienen azufre y son muy buscadas por sus propiedades terapéuticas en forma de baños.

Queda mucho en el tintero, como el templo Laxman Siddh, envuelto en leyendas, el Parque Malsi Deer, que se extiende sobre las laderas de la cordillera Shivalik y alberga un mini zoológico muy atractivo para los más chiquitos, con lugares para sentarse a comer o tomar algo; o el Parque Nacional Rajaji, fundado en 1966, que abarca 820 Km2 en el exuberante valle del Shivalik. La mejor época para visitar Dehradun es entre noviembre y mediados de junio.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Naturaleza en India, Uttaranchal


Deja tu comentario