- Sobre India - https://sobreindia.com -

Kodiyala, misticismo y deportes de riesgo

Haridwar se encuentra en el Estado de Uttarakhand, el más nuevo de la India ya que se creó en el año 2000, formando parte anteriormente del Estado de Uttar Pradesh, limitando al nordeste con el Tíbet y al sudeste con Nepal, es un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza.

Haridwar es una ciudad mágica; caleidoscopio de la cultura y la civilización indias, llamada la «Puerta de los Dioses», importante sitio de peregrinaje, es una de las más antiguas ya que existía en el año 1700 a.C.  Es también una ciudad santa ya que aquí estuvieron los tres dioses: Brahma, Vishnu y Mahesh.

El agua tiene un papel central en la vida de la región. Los devotos creyentes obtienen su salvación después de un baño en las aguas sagradas del Ganges en Haridwar. Cada doce años se celebra la especial fiesta de Maha Kumbh cuando Brahaspati o Júpiter viene con el signo de Acuario. Pero no solamente los místicos adoran las aguas de Haridwar: también los entusiastas del rafting vienen hasta aquí cada año, pues aquí el Ganges desciende directamente de las montañas, y sus aguas frías y cristalinas llegan cargadas de espuma.

Precisamente uno de los lugares preferidos para la práctica del rafting es Kodiyala, que  ofrece innumerables emociones tanto para los principiantes como para los profesionales del rafting.

Uno de los mejores lugares es Rishikesh, aguas abajo de Devprayag, donde se forma una piscina; es un tramo de casi 70 Km. ideal para aficionados y principiantes ya que los rápidos son pequeños y las piscinas son profundas y tranquilas.  Las orillas del río forman playas bordeadas de bosques en un marco de excepcional belleza natural que hacen de éste un lugar muy buscado para retiros espirituales.

El río Alaknanda posee dos tramos turísticos, en total menos de 40 Km., y el río Bhagirathi tiene varios tramos solamente para profesionales o navegantes experimentados, como uno de 12 Km. entre Dharasu y  Chham y otro de 20 Km. entre Jangla y  Jhala.  En cambio el tramo entre Bhaldyana y Tehri  es también un recorrido turístico.

En el río Bhilangana encontraremos un tramo de 32 Km. para profesionales, entre Ghansali y Gadolia, y en el Mandakani hay otro de 26 Km. también para profesionales, entre Chandrapuri y Rudraprayag.

Más allá de la práctica deportiva, Haridwar nos hechiza con su misticismo. Merece la pena aprovechar el viaje ya que este lugar nos espera, sobre todo si estamos cansados en cuerpo, mente y espíritu, para aliviarnos con la antigua medicina Ayurveda en base a hierbas medicinales, lo que le otorga un sabor único y un encanto para descubrir en cualquier época del año.

Foto: Wiki Commons