Destinos poco comunes en Cachemira

Srinagar

El Estado de Jammu y Cachemira, esta bellísima y fascinante región del norte de la India, con el telón de fondo de la impactante cordillera del Himalaya, tiene tres regiones bien diferenciadas: los Himalaya Menores, o Valle de Jhelum en Cachemira, los Himalaya Interiores o Valle del Indo, en Ladakh, y los Trans- Himalaya o Montañas del Sur, en Jammu.

Precisamente aquí, en estos valles tallados en la roca, surcados por ríos como el Jhelum, con magníficos lagos y clima saludable, encontraremos lugares muy frecuentados por el turismo y otros menos conocidos que también tienen grandes atractivos y a los que es muy fácil llegar desde las principales ciudades, como Amar Mahal, capital de invierno del Estado, o Srinagar, que hoy les invitamos a recorrer.

Daksum: Lejos de todo, escondida en el fondo de un barranco densamente forestado, rodeada de colinas, el único sonido que quiebra el silencio en Daksum es el del agua del río Bringhi y otras deliciosas fuentes. Aquí estuvieron en el pasado los jardines de Achabal, del reino Mughal. Es realmente un paraíso para los caminantes y un refugio perfecto, con su claridad, aire puro y el horizonte de picos nevados.

Kokernag: se encuentra en el valle del río Bringhi; a 70 Km. de Srinagar, en medio de amplios prados en los que florecen miles de especies silvestres. Aquí hay siete estaciones de aguas curativas a los pies de la montaña Kokernag, famosas por sus propiedades medicinales y digestivas.

Yusmarg: en la zona rural de Cachemira, a 47 Km. de Srinagar, ideal para un día de campo o para dedicarse a las caminatas, desde el tranquilo deambular por prados salpicados de flores, hasta las más exigentes a lo largo del poderoso río Dudh Ganga, que corre espumoso saltando las rocas en el camino. Más abajo nos espera el encantador lago de Nilnag custodiado por altos picos. A 13 Km. de Yusmarg un pequeño desvío nos llevará hacioa el Santuario de Reshi Nund, venerado en Cachemira.

Aharbal: famosa por su cascada, es un lugar soñado para picnics y deliciosos paseos por las laderas. Una de las excursiones más interesantes es la que lleva al lago de Kounsernag, a 13.500 pies sobre el nivel del mar, del que despega la cascada de Aharbal.

Queda mucho en el tintero, como Watlab, con el santuario de un místico musulmán, Baba Shukurdin, y la extensión del Wular bordeado de pueblos pintorescos, terrazas y campos de arroz ondulados por la brisa, o Verinag, a 80 Km. de Srinagar, con una estación de baños construida por el emperador mughal Jahangir, pero los dejaremos para nuestra próxima visita.

Sin embargo con estos destinos creemos que tenéis más que suficiente.

Foto: Wiki Commons – Basharat Shah

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Jammu y Kashmir


Deja tu comentario