Punjab, paraíso del peregrinaje religioso

Templo Dorado Amritsar

Punjab es uno de los Estados más pequeños de la India, en el límite con Pakistán; poco visitado desde el punto de vista turístico, es actualmente uno de los más prósperos del país. Es considerado la cuna de la civilización del valle del Indo, y las excavaciones arqueológicas han revelado que aquí estuvieron las magníficas ciudades de Harappa y Mohenjo-Daro. Por su parte el gran poema épico Mahabharata, que narra la vida de entre los siglos VII y V antes de nuestra era, contiene descripciones e historias de los habitantes de Punjab.

Otros grandes descubrimientos en Punjab son los de los sitios históricos de Ropar, Kiratpur o Dholbaha entre otros, que muestran los exquisitos estilos arquitectónicos y la la presencia del budismo en la región.

Actualmente Punjab es llamada «Granero de la India», ya que su espíritu de lucha y el trabajo incansable de sus habitantes la han llevado a tener una de las tasas de crecimiento más altas del país, elevados niveles de alfabetización, y grandes oportunidades para la industria y el comercio. Por ejemplo, su privilegiada naturaleza la llevó a ser uno de los primeros Estados en implementar tecnologías verdes en la agricultura, obteniendo grandes excedentes.

Todo este desarrollo está acompañado por una profunda fe y religiosidad de su pueblo, mayoritariamente perteneciente al sijismo; sin embargo, Punjab es un lugar de peregrinación elegido por devotos de todas las creencias ya que alberga algunos de los templos más importantes de la región, atractivo indudable para los creyentes pero también para los viajeros curiosos que gustan experimentar nuevas emociones.

Tirth Ram, Amritsar: Este templo ubicado a 11 Km. de Amritsar, es del período Ramayana; aquí se encuentra un antiguo estanque y una cabaña que señala el lugar donde se cree que Mata Sita dio a luz a Luv y Kush. Aquí se encuentra el Bedis de Punjab; si llegan en la primera luna llena de noviembre, podrán participar de cuatro días de fiesta que se celebran desde tiempos inmemoriales.

Mandir Durgiana, Amritsar: Este templo llamado Lakshmi Narain fue construido en la década del 20 del siglo pasado en el estilo del Templo de Oro; se levanta en medio de un estanque y tiene una cúpula al estilo de los templos Sikh.

Shiv Mandhir, Gur-mandi, Jalandhar: extraño templo cuya puerta de entrada está construida como una mezquita, mientras que el resto es de estilo hindú; se dice que fue construido por el Nawab de Sultanpur Lodhi, devoto de Shiva, en arrepentimiento por haber deseado a una niña pues como castigo se le apareció una serpiente.

Mandir Panch, Kapurthala: fue construida por Fateh Singh Ahluwalia, fundador de la ciudad;su gran cúpula está rodeada de pequeños templos dedicados a diferentes deidades. Una réplica se exhibe en el Museo de Lahore.

Kali Devi, Patiala: Por sus magníficos murales e íconos fue declarado Monumento Nacional.

Foto: Vía Panoramio – Yoman 999

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Punjab


Deja tu comentario