Dimapur, capital del antiguo reino Kachari

Ruinas de Kachari

Dimapur es actualmente la capital comercial del Estado de Nagaland, en el noroeste de la India; estratégicamente ubicada en una zona de llanura, muy bien comunicada por aire y carreteras, nos espera con su magnífico patrimonio cultural, histórico y natural; de hecho, está bordeada por el río Dhansiri, y al oeste la ciudad se funde con las colinas y la reserva natural de Rangapahar.

Hay mucho para ver y hacer en Dimapur. Comencemos por las ruinas medievales del Reino Kachari, un poderoso reino de Assam cuyos gobernantes pertenecían al pueblo dimasa. Este reino existió hasta la llegada de los británicos, y dio su nombre a dos distritos de Assam, Kachar y Colinas de Kachar.

En el siglo XIII, el reino Kachari extendía a lo largo de la ribera sur del río Brahmaputra, incluyendo otros ríos y valles de la región hasta las Colinas del norte de Kachar. Dimapur fue la capital de este reino, y en los alrededores de la ciudad se pueden ver las huellas del antiguo esplendor que han llegado hasta nuestros días como monolitos y ruinas de templos, baños y murallas.

A 13 Km. de la ciudad se encuentra Diezephe, una aldea formada por noventa artesanos, hábiles y expertos tejedores y talladores de madera y bambú. Aquí se puede visitar la Casa Taller, inaugurada en el año 2001, donde se exponen las herramientas utilizadas en las distintas prácticas y se puede ver trabajar a los artesanos.

Se producen las ricas obras de la artesanía naga, con elementos de valor utilitario, ritual y estético, como espléndidas puertas talladas, canastas de mimbre y contenedores cuyas técnicas de fabricación se transmiten de generación en generación; los tejidos llevan colores naturales que identifican a cada tribu naga.

Otras aldeas de artesanías es Khonoma muy conocida por sus tejidos delicados; los cestos de caña y tejidos de Khiamngan, sombreros y alfombras y también bellos muebles de caña son otros productos que pueden adquirir.

El arte del tejido es propio de las mujeres naga, y su calidad es reconocida actualmente a nivel internacional. Se utilizan unos telares llamados mecapal, y las tinturas se preparan con productos naturales extraídos de cortezas, raíces y hojas de plantas. Las telas son adornadas con cuentas, conchas y pelo de cabra.

En cuanto a artesanías queda mucho en el tintero, como los productos de cerámica y metal, entre los que se encuentra la famosa herrería de Konyak y las joyas, y también los trajes tradicionales, de gran color y belleza, pero ahora debemos dirigirnos a la Reserva Forestal de Rangapahar, con su Zoológico y Reserva Forestal, un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza, declarado Santuario de la Vida Silvestre en 1986.

Foto: Gobierno de Dimapur

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Nagaland


Deja tu comentario