Mehrangarh, la fortaleza de la ciudad azul

Mehrangarh

Rajasthan es un hermoso estado en el noroeste de la India; es el más grande de la región y limita al este con Pakistán.

Con Jaipur su capital, ilumina el desierto de Thar al oeste; surcado por el río Ghaggar y custodiado por las montañas Aravalli, una de las cordilleras más pequeñas del mundo, nos espera con sus historias heroicas, sus templos, sus infinitas huellas de color y armonía y sus incomparables atractivos culturales y naturales.

La segunda ciudad más grande del Estado es Jodhpur, llamada “la ciudad azul”, con 1.5 millones de habitantes que viven en los sectores modernos o los más tradicionales y protegida por un cerro en cuya cima se levanta la impresionante fortaleza de Mehrangarh que hoy vamos a conocer.

La fortaleza fue construida a mediados del siglo XV, más precisamente en 1459; inexpugnable y lujosa, con sus paredes de arenisca roja, por aquí pasaron grandes escuadrones de elefantes y cohortes de soldados con sus impactantes armaduras. La puerta de entrada es la más grande jamás vista; está cubierta de piezas de acero de 70 cm. de largo para evitar la carga de los elefantes. La fortaleza lleva el sello indudable de la gran arquitectura mughal que dominó esta región durante tres siglos y es una de las más grandes de la India: se extiende más de 5 Km. en una colina a 125 metros de altitud.

Actualmente funciona aquí el Museo Mehrangarh; además de disfrutar del magnífico palacio con sus exquisitamente tallados paneles y ventanas, y la elaborada decoración de sus paredes con murales de Moti Mahal, Phool Mahal o Sheesh Mahal, encontraremos colecciones de instrumentos musicales, palanquines, trajes reales, mobiliario y cañones que de hecho pertenecieron a la fortaleza y están muy bien conservados. Otras curiosidades son la recepción, el harén, la sala de las cunas y los espejos.

Desde la fortaleza se obtienen magníficas vistas de la Ciudad Azul, Jodhpur. Estaba destinada a ser la capital del Estado de Mewar en 1459, y la parte antigua conserva sus casas de piedra y estrechos callejones. Sorprenderá al visitante observar que muchas casas están pintadas de color lavanda, de ahí el nombre de “ciudad azul”. Es que, según parecen haber descubierto sus habitantes, este color ¡repele a los mosquitos y otros insectos!

Es muy fácil llegar a la fortaleza, a 2 Km. del centro de la ciudad. En el camino se podrá ver también Jaswant Thada, un templo de mármol blanco construido por el hijo de Jaswant Singh II.

Foto: vía WikiCommons

Imprimir

Categorias: Estado de Rajasthan


Deja tu comentario