Wohka, la tierra de la vida y la muerte

Wohka

Wokha se encuentra a 80 Km. de Kohima, en el hermoso estado de Nagaland, al noroeste de la Unión, con un paso fronterizo hacia Birmania o mejor dicho Myanmar. Es la tierra de los antiguas Lothas, pues según la leyenda, desde aquí partieron sus rutas migratorias. Las huellas de este valeroso pasado se encuentran en numerosos monolitos dispersos en toda la región, llamados L Ongzu.

La antigua cultura se preserva especialmente en aldeas como Longsa, Nrung Longidang, Longsachung y Yanthamo, llamada “la tierra de la muerte”. En la aldea Lakhuti se encuentra Tiyulong, una roca que, según la leyenda, traerá sequía si se cultiva a su alrededor.

Hablando de cultivos, esta región es rica en frutales, verduras frescas y brotes de bambú, y en las regiones montañosas y húmedas se cultiva arroz en terrazas. Interesará al visitante saber algo más acerca de la geografía de esta región. Es custodiado por una cadena de montañas que descienden suavemente hasta las llanuras de Assam, pasando por los fértiles valles de Baghty y Tchiying. Los veranos son cálidos y los inviernos fríos; la temporada de monzones es desde mayo hasta octubre.

El pico más alto es Enung Tiyi, a casi 1970 metros sobre el nivel del mar. Esta montaña está envuelta en leyendas y es adorada por los Nagas que creen que es la morada de las almas de los difuntos. Se dice que aquí existió alguna vez un huerto maravilloso que sólo puede ser hallado por las personas afortunadas; sin embargo, si observan bien, podrán identificar coloridos rododendros junto a las rocas y al pie de los acantilados.

La belleza sobrecogedora de la montaña inspiró un conjunto de canciones específicamente relacionadas con el monte Tiyi, que es también llamado montaña Authe o de la vida, en referencia a sus abundantes manantiales. Como sea, el monte Tiyi está rodeado de un clima legendario desde tiempos inmemoriales.  Si llegan a la cima, serán recompensados con espléndidas panorámicas de los pueblos, colinas y valles.

El pueblo Lothas es conocido por sus trajes coloridos, sus bailes y canciones y sus impactantes festivales; por ejemplo si llegan el 7 de noviembre podrán presenciar el festival principal Tokhu Emong. Es el festival de la cosecha; se extiende a lo largo de 9 días y participa todo el pueblo; en los hogares se disponen alimentos y bebidas para los visitantes, se canta,  se baila y la gente se divierte. Hay un aire de alegría y despreocupación por todas partes, se intercambian regalos y alimentos llenos de simbolismo.

Es también el momento de arreglar los matrimonios, limpiar y reparar las viviendas, dar las gracias y reconciliarse.

Foto: IndiaNetZone

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Nagaland


Deja tu comentario