Los puentes vivientes de Cherrapunji

Puentes de raices

¿Es posible que la Naturaleza construya puentes? Tal vez la respuesta se encuentre en un rincón de la India: Sohra, o Cherrapunji, este distrito del estado de Meghalaya que es considerado el más lluvioso de la tierra.

En estas colinas surcadas por numerosos ríos y arroyos de montaña crece el Ficus elastica, un miembro de la familia de los árboles de caucho cuyas raíces secundarias parten de lo alto del tronco y se posan tranquilamente encima de las rocas en la otra orilla. En los tiempos primitivos esto sucedía naturalmente, pero en la actualidad se consigue orientar las raíces en la forma correcta para hacer crecer los puentes.

Una de las principales técnicas es la utilización de troncos de nuez de betel como sistemas de guía para las raíces. Algunos de estos puentes de raíces llegan a tener cien pies de largo y toma unos 10 ó 15 años para que las raíces se conviertan en un puente funcional, pero una vez afirmados, estos puentes pueden soportar el peso de 50 ó más personas. Dado que están vivos y siguen creciendo, los puentes ganan fuerza y solidez con el tiempo. Algunos de los puentes actuales tienen ¡más de quinientos años de edad!

Entre estos se destaca uno que se cree que es único en el mundo; en realidad son dos puentes apilados, y es conocido como Umshiang, el puente de raíces de dos pisos.

Los puentes de raíces actualmente tienen barandillas de protección y son visitados por cientos de turistas sorprendidos, aunque los más sorprendidos son los habitantes de la región, como los de Nongriat, la aldea en la que se encuentra el puente de dos pisos, que han venido utilizando estos puentes desde hace centurias. Esta maravilla de la bioingeniería se encuentra únicamente en Meghalaya y en ninguna otra parte del mundo.

Si algo les resulta familiar, es porque la televisión japonesa y la BBC de Londres han realizado documentales sobre los puentes de raíces de Cherrapunji en los años 2004 y 2010 respectivamente. Si desean vivir la experiencia de los puentes de raíces, pueden realizar la excursión desde Laithynsew, donde se encuentra Ummonoi, uno de los puentes más antiguos conocidos, hasta Nongriat donde está el puente de dos pisos.

Se puede contratar un guía local; la excursión sale a la mañana bien temprano y la caminata tiene unas 9 horas de duración; son 25 Km. de los cuales 10 son por escaleras de piedra talladas en la roca, única forma de ir de uno a otro pueblo. Dos kilómetros más allá está Mawsaw con su puente de raíces que permite llegar hasta unas impactantes piscinas naturales de aguas claras y frías.

Foto: Neeraj2608

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Meghalaya


Deja tu comentario