Un paseo por el sur de Chennai

Templo de Ramakrishna

Seguramente, más de uno se extrañará al oír hablar de la ciudad de Chennai. No obstante, puede que el desconcierto inicial desaparezca si se tiene en cuenta que, hasta 1996, esta localidad ostentaba el nombre de Madrás.

Capital del estado de Tamil Nadu (situado en el extremo suroriental de la India), Chennai la cuarta urbe más poblada del país, pero también un punto de gran interés turístico y monumental. De hecho, buena parte de su notable patrimonio se concentra en el sector meridional de la ciudad, por lo que no está de más dedicar unas líneas a conocerlo.

Sin ir más lejos, al sur de Chennai se alza el edificio religioso más hermoso de la ciudad: el templo de Kapaleeshwarar, dedicado a Shiva (el dios hindú de la naturaleza). Construido en estilo dravídico, destaca por dar cabida a un enorme estanque y una vistosa gopuram (torre en forma de pirámide truncada) pintada con los colores del arco iris.

Asimismo, tampoco le va a la zaga otro magnífico santuario: el templo de Ramakrishna Mutt (en la imagen). Pese a su innegable belleza, una de sus principales bazas es su emplazamiento, situado en un rincón apartado y embellecido por frondosas arboledas.

Sincrético como pocos —en él se encuentran elementos propios de diversas confesiones de la India—, el complejo también permite el acceso a seguidores de cualquier credo. Una tercera construcción religiosa que merece la pena conocer es la catedral de Santo Tomás, consagrada al culto católico.

Erigida por los portugueses en 1504, fue rehecha en 1893, siguiendo las directrices del arte neogótico. Su cripta da cabida a la tumba de Santo Tomás, apóstol de Jesucristo, de quien se dice que introdujo el cristianismo en la India en el siglo I d.C.

Muy cerca de allí, se despliega la imprescindible playa de la Marina, en la que cerca de 200 personas perdieron la vida a resultas del trágico tsunami del 2004.

Finalmente, para redondear la visita, se aconseja acercarse hasta la Sociedad Teosófica, sita entre el río Adyar y la costa. Este remanso de tranquilidad tiene como enseña una imponente higuera de Bengala que cuenta con una antigüedad de más de 400 años, así como la ingente Biblioteca Aydar.

Foto vía: Wikipedia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Chennai


Deja tu comentario