Una visita al convento de Loreto, en Darjeeling

Convento de Loreto

Meses atrás, hemos centrado nuestra atención en la cautivadora Darjeeling, una atractiva localidad de montaña perteneciente al estado de Bengala Occidental (en el noreste de la India). Hoy os proponemos regresar a esta población para conocer uno de sus reclamos arquitectónicos más importantes: el convento de Loreto.

Sin duda, puede resultar sorprendente que una construcción cristiana destaque en un país en el que esta corriente no deja e ser minoritaria, al permanecer a la sombra de confesiones tan profesadas como el hinduismo o el budismo. Sin embargo, la respuesta a esta circunstancia hay que buscarla en el pasado colonial de Darjeeling.

No en balde, la ciudad fue uno de los lugares de veraneo favoritos de los ciudadanos británicos, debido a su agradable clima templado —a pesar de hallarse situada a casi 2.200 m sobre el nivel del mar. Así, la zona se erigió como un refugio de excepción para los ingleses que huían del calor sofocante de las llanuras, y en el que implantaron su cultura y su religión.

En la actualidad, Darjeeling (topónimo que significa ‘Tierra del Rayo’ en la lengua tibetana) es internacionalmente conocida por sus deliciosos tes, pero también por dar cabida al magnífico ferrocarril del Himalaya, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999 por ser el tren de montaña a vapor más antiguo del mundo.

En cualquier caso, ambos alicientes no deberían eclipsar al complejo antes mencionado, y que merece una visita atenta y pausada. Este convento, perteneciente a la orden irlandesa de las Hermanas de Loreto y erigido en el siglo XIX, debe su fama al hecho de haber acogido a la que quizás sea la monja más influyente y admirada de todos los tiempos: la madre Teresa de Calcuta (1910-1997), también llamada el «ángel de los pobres», beatificada en el 2003 por Juan Pablo II.

De hecho, la religiosa ingresó en la orden en 1928 y pasó la mayor parte de su noviciado en Darjeeling. Una buena razón, por lo tanto, para no dejar de viajar a la zona y rememorar in situ la juventud de esta recordada misionera.

Foto vía: Payal Sarkar

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Bengala


Deja tu comentario