Qué ver en Bangalore, capital de Karnakata

Vidhana Soudha, en Bangalore

La Ciudad-Jardín de la India, el Silicon Valley indio, la Ciudad de los Pubs… Éstas son sólo algunas de las etiquetas acuñadas para referirse a la siempre interesante Bangalore (o Bangalur, como también se la conoce). Fundada en 1537, su área metropolitana alberga la quinta ciudad más importante del subcontinente asiático, tan sólo superada por Bombay,  Delhi, Calcuta y Chennai.

Capital del estado de Karnataka (sito en el suroeste del país), esta ciudad alcanzó durante las últimas décadas un notable desarrolló gracias a la industria textil y química, la aeronáutica y la siderurgia. En la actualidad, continúa siendo un importantísimo nudo ferroviario y, por supuesto, un lugar que merece la pena descubrir.

Entre sus principales alicientes, cabe remarcar los siguientes.

Vidhana Soudha

Este espectacular palacio de granito, erigido en 1956 por orden de Sri K. Hanumanthaiya, acoge la sede del Parlamento de Karnataka. Por su impecable factura, que se inscribe en la arquitectura neodravídica, esta construcción está considerada como uno de los edificios más imponentes de la India. Tras salvar la escalinata de acceso —conformada por 45 peldaños— su interior despliega un interesante muestrario de pilares rematados en capiteles esculpidos y arcadas. Sin duda, la estancia más significativa es la Cámara de la Asamblea.

Vikasa Soudha

Inaugurada en febrero del 2005, se trata de una construcción moderna situada junto al Vidhana Soudha, con el que comparte un cierto aire clásico.

Attara Kacheri

Frente la edificio anterior —cuya denominación podría traducirse como “18 oficinas”—, el viajero podrá contemplar esta elegante construcción neogótica de 1867, proyectada durante el reinado del sultán Tipu. Sus instalaciones comprenden la sede del Alto Tribunal.

Palacio de Bangalore

Construido por los marajás de Mysore en tiempos de la dinastía Wodeyar, durante siglos ha pasado inadvertido entre el turismo. En la actualidad, no obstante, sus puertas están abiertas al público. Asimismo, el recinto se puede visitar mediante visitas guiadas. En sus inmediaciones, se organizan periódicamente conciertos y otros espectáculos.

Palacio de Tipu Sahib

Este complejo palaciego en ruinas, cuyos orígenes se remontan ca. 1790, sirvió como residencia estival del sultán Tipu. Gran parte de su estructura fue realizada en madera, al tiempo que fue embellecida con bonitos balcones.

Memorial Seshadari

Sito en Cubbon Park —en la que se halla un gran parque infantil—  se trata de un edificio realizado en piedra arenisca roja. Sus dependencias dan cabida a la biblioteca estatal.

Templo del Búfalo

Esta construcción de estilo dravídico debe su nombre a la imagen de un inmenso búfalo esculpido en un único bloque. Cuenta la leyenda que el edificio se alzó para apaciguar a un toro que destrozaba las cosechas de los campesinos locales. Casualidad o no, tras la finalización del complejo, lo cierto es que el animal abandonó la zona para siempre. Junto a este edficio, se alza el templo de Dodda Ganapath, uno de los más antiguos de Bangalore.

Basílica de Santa María

Se trata de la iglesia más añeja de la ciudad, siendo asimismo la única de todo el estado que ha sido elevada a la categoría de basílica menor. Diseñada en estilo neogótico, fue restaurada en 1947. Durante el mes de septiembre, el lugar se convierte en un hervidero de fieles como resultado de las fiestas de Santa María.

Iglesia de la Santísima Trinidad

Este edificio data de 1851 y fue construido por el regimiento británico estacionado en Bangalore. De estilo inglés, posee capacidad para una 700 personas.

Otras atracciones que merece la pena descubrir son:

  • Lago Ulsoor
  • Templo de la Cueva de Gavi Gangadeshwara
  • Templo de Dakshina Mukhy Nandeeshwara
  • Templo Hare Krishna
  • Templo de Meenakshi Sundaram
  • Templo de Mutki Naga
  • Templo de Shiva
  • Templo de la Sociedad Maha Bodhi
  • Templo de Sri Raja Rajeshwari
  • Templo de Venkataramana Swamy

En las inmediaciones de Bangalore, no hay que dejar de visitar el templo de Namdroling. Éste se localiza en Bylakuppe, donde es posible acceder resiguiendo el camino de Madikeri. Una vez allí, el recién llegado tendrá la oportunidad de descubrir el mayor asentamiento tibetano de la India. A su vez, también conviene dedicar parte del viaje a la sorprendente estatua de Gomateshvara, situada al sur del estado y considerada como la más elevada del mundo. Finalmente, los amantes de la naturaleza tendrán ocasión de disfrutar de las incontables maravillas naturales que atesora el Parque Nacional de Bannerghatta.

Más información:

Foto vía: Trip Advisor

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Bangalore, Karnataka


Deja tu comentario