Kamsa y Krisná, la encarnación de Visnú

Krishna mata a Kamsa

Kamsa fue, según la mitología hindú, un rey despótico y malvado de Mathura, ciudad al norte de Agra. Este rey está asociado a una leyenda que tendría relación con uno de los avatares de Visnú, Krisná.

Un buen día, el sabio volador Nárada, llegaría al reino de Kamsa y le hablaría sobre una oscura profecía. La misma decía que alguien de su propia sangre le daría muerte, concretamente el hijo de su prima Devaki.

Alertado y enfadado, Kamsa se encargó personalmente de encarcelar a Devaki con Vasudeva justo después del enlace de ambos. Así, fueron relegados a una oscura mazmorra en la que concibieron, tiempo después, a su primer hijo.

En el momento en el que Devaki estaba dando a luz, Kamsa llegaría alertado por sus guardias y daría muerte al recién nacido. Así, hijo tras hijo, la pareja veía como el malvado rey hacía gala de una insensibilidad enorme matándolos en el primer aliento de vida.

Fueron siete los hijos que el rey terminaría matando, hasta que un día, Vishnu se les apareció y les dijo que ellos serían los padres de su encarnación como Krisná. Según parece ser, este séptimo hijo no nacería de una unión sexual. Por el contrario, sería transferido directamente al útero de Devakí desde el corazón de Vasudeva. Así, el bebé aparecería instantáneamente delante de ellos, sin tiempo a gestarse ni alertar al rey.

En ese momento, los guardias se durmieron mágicamente y las puertas de la cárcel se abrieron. Vasudeva tomó al bebé y se fue hasta Gokula, allí intercambiaría su hijo por la niña de Iashodá y Nanda. Así, volvería con esta a la mazmorra, y cuando Kamsa se enterara del nuevo hijo nacido, mataría a la niña en vez de a Krisná.

Cuando Kamsa llegó, Devaki imploró por la vida de la niña, alegando que la profecía sólo hablaba de niños varones. No obstante, el rey parecía dispuesto a asesinarla sin piedad, cuando en ese preciso instante, el bebé se convirtió en la diosa de ocho brazos y dirigiéndose a Kasma aseguró “Tu muerte ya ha nacido en este planeta”, acto seguido desapareció.

Kamsa fue entonces consciente de que Krisná había escapado, asustado y muy enfadado comenzó a ordenar a sus guardias que mataran a todos los niños recién nacidos de la zona. No obstante, Krisná se escapó de esta masacre, y a los 16 años se enfrentó directamente con su tío al cual venció y mató al mismo tiempo que liberaba a sus padres.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Mitologia de la India


Deja tu comentario