- Sobre India - https://sobreindia.com -

Descubrir las inmediaciones de Benarés

Aunque sus calles no se cuentan entre los rincones más hermosos de la India, la ciudad sagrada de Benarés (o Varanisi), en Uttar Pradesh, es una de las que más suelen impactar al viajero. Ya sea por sus sobrecogedoras cremaciones a orillas del Ganges, por la imagen de la muchedumbre sumergiéndose en las aguas de este río o por su importancia como centro de peregrinación, lo cierto es que a esta localidad se la ama y se la teme a partes iguales.  Así las cosas, y para huir de sensaciones extremas, una buena opción es no perder de vista las inmediaciones de Benarés, donde aguardan al viajero dos lugares indispensables: el imponente palacio de Ramnagar (en la foto) y Sarnath.

En el caso de este complejo palaciego fortificado, realizado con piedra arenisca roja y sito a unos 14 km de la ciudad (en la orilla derecha del Ganges), se trata de la residencia del marajá de Benarés. A pesar de que éste ya no goza de poder político, aún ejerce una notable función religiosa. La construcción del edificio se remonta al siglo XVIII, momento en el que fue ordenada por Balwant Maharaja Singh. En la actualidad, sus dependencias dan cabida a un museo de escasa relevancia y a un templo dedicado a Ved Vyasa.

El otro gran aliciente de la zona, Sarnath, da cabida a los vestigios de diversos templos budistas. Situada a tan sólo 10 km de Benarés, se puede acceder hasta allí fácilmente en autobús partiendo desde la Bus Stand (la operadora que ofrece el trayecto es la Mahanagri Bus). Este enclave debe su bien merecida fama a ser el lugar en el que Buda dio su primer sermón. Por encima de todo, no obstante, no hay que dejar de disfrutar de la soberbia colección arqueológica que se exhibe en su museo (abierto de sábado a jueves) y que incluye una de las célebres columnas de Ashoka (siglo III a.C.).

– PARA SABER MÁS:

Foto vía: Popular Temples of India